Homofobia

#Homofobia

Hoy hablo de un tema muy complicado, lo sé, pero tenía que hacerlo. Si eres de los que piensa que el amor solo es posible entre personas de diferente género, abandona este lugar o tu ordenador estallará en mil pedazos. ¡Avisado quedas!

¿Sabéis qué es lo que me pregunto cuando tengo delante a alguien que no respeta la homosexualidad?

Que qué más le dará a él los sentimientos de las otras personas. ¿Tan malo es ver que dos personas, aunque sean del mismo sexo, se aman? Eso es lo más maravilloso del mundo, querer a alguien y que sea correspondido, ¿no se trata de eso? ¿De quererse y respetarse?

Hay días que no puedo evitar mantener la boca cerrada, no soporto oír según qué comentarios y me enzarzo con gente con la que no vale la pena discutir, pero es que es superior a mí.

Siento decirlo así, pero es lo que hay. Esa persona que señala y odia a una pareja que se ama, independientemente de si comparten el mismo género, es la que da asco. Encima dando lecciones de ética y moralidad que lo único que me produce es repulsión. No voy a tomar consejos sobre sexualidad y amor provenientes de un individuo que no respeta lo que prodiga.

Después de este ejercicio de desahogo, lo que me vengo a cuestionar es: ¿tan importante es que una pareja sea del mismo sexo? ¿Qué se consigue señalando y prohibiendo el amor que se demuestran dos personas del mismo sexo? ¿Por qué lo llaman enfermedad si este tipo de amor existe desde que los seres humanos tenemos consciencia?

Sin duda alguna, no seré yo ese tipo de persona que censura las muestras de cariño, es más, me encanta ver como una pareja se quiere en público. Creo que es un ejercicio sano que se debería ver más a menudo por la calle, y no tanto grito y malas palabras, al igual que vandalismo. Un debate que estoy segura que da para horas de conversación, alterada o calmada, pero debate a fin de cuentas.

Y si algo tengo claro, es que es nuestra responsabilidad que los miedos, las censuras y tópicos (o la manera en la que se ha conocido el mundo hasta ahora), cambie. Está en nuestras manos cambiar esas perspectivas desde nosotros mismos y transmitir a los más pequeños esa educación que nos haga respetar y amar más.

¿Qué opináis vosotros?

Anuncios

5 comments

  1. Honestamente, a mí me da igual que una persona sea gay, transexual o bi. Total, si son buenas personas o no, no creo que su condición sexual lo determine. Tengo compañeros gays y me la pela literalmente. Y si un día conozco a una prostituta y es buena gente, me haré amigo suyo igual.
    O como suelo decir, soy borde con todo el mundo, independientemente de su sexo, condición sexual, edad, religión o raza. No hago distinciones. Me llevo bien y mal con todo el mundo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Puede que la clave esté en el verbo que usas el principio: pensar. No creo que nadie que llegue a la homofobia lo haga por ese camino. Se llega al odio desde la visceralidad, desde los prejuicios, desde el desconocimiento. La reflexión, que es la base del pensamiento, requiere pausa y apertura de miras.
    Casi todos los colectivos que, ya sea por una vía o por otra, han llegado a la meta del odio, se apoyan en criterios imposibles de demostrar, o, según se mire, de rebatir. Así, ¿quién puede saber que de verdad Dios no está encantado con el amor entre iguales? Pues nadie, porque Dios, que es muy suyo, es de contar poco. Pero a la homofobia, no sólo han llegado los ultra religiosos (me da igual que estos se llamen ultracatólicos, integristas islámicos o qué sé yo); los fascistas y el comunismo soviético o chino o cubano (que de socialismo/comunismo sólo conserva el nombre) también ha reprimido sin piedad la homosexualidad. ¿Por qué? ¿Qué comparte un ultracatólico con Stalin? Pues el asco por la libertad de pensamiento, por la libertad de comportamiento, por la libertad de acción. En resumen, por la libertad.
    Así que si tuviésemos más Hakuna Matata y menos mandamientos (vengan estos en tablillas o en octavillas) mejor nos iría como pueblo global.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s