Ricky el valiente

FICHA TÉCNICA

Nombre: Ricky

Edad: 6 añitos

Situación: Ricky fue diagnosticado de Leucemia, pero eso no le impide seguir viviendo, solo que no puedo estar con otros compañeros gatunos. Su cuerpo fue rechazando los dientes, pero no es ningún impedimento para comer, es un tragón en potencia!. Su carácter es dócil y cariñoso, siempre está buscando mimos. El gato perfecto para una familia que no ha tenido nunca gatos y quiere uno cariñoso, dócil y obediente.  

Contacto: 646.39.74.74 Preguntar por Yolanda de la Colonia de Gats Falguera (Sant Feliu de Llobregat).

Relato

Y andaba yo, tan feliz y saltirón como de costumbre, por la jungla de asfalto mirando de refilón a las felinas que marcaban con sus pezuñas los adoquines. Ninguna se resistía a mis ojos verdes y mi pelo rubio. Una dentadura impoluta y un hocico reluciente. Mi cola bien alta al igual que mi cuello. Un gato digno de observar, eso es lo que me dijo mi desaparecida madre al nacer.

Siempre me habían dicho que era un gato callejero, pero de los hermosos. Mimoso, gentil y educado con las felinas. Un defensor de las injusticias y del maltrato. Un auténtico justiciero de los bigotes a la cola. Y me sentía orgulloso por mis proezas, aunque no hubiera encontrado nunca un hogar en el que echar raíces.

Y a lo lejos la vi. La gata más hermosa que había visto hasta el momento: se movía dócil y con sinuosidad. No podía dejar de observarla. Su pelaje era brillante, largo y tres colores le daban forma. Elegante y muy atractiva. Cuerpo esbelto y con mirada cautivadora. Perdí la razón, el saber estar y la cabeza.

Desgracia la mía en cuanto la vi con otro gato mucho más alto y ancho que yo. Afortunado él por tener a semejante felina a su lado.

Maldita la hora en cuanto vi que la agredía. No pude contenerme. Troté rápido hacía ellos y lo empujé con mis cuatro pezuñas todo lo lejos que pude. Cubrí a la preciosa gata para que, cuando volviera el otro indeseable, no la lastimara.

Me coloqué en defensa sin perder de vista al contrincante y esperé. Sabía de sobra que su ataque no tardaría y que sufriría más de la cuenta, pero por una gata tan preciosa haría cualquier cosa.

Soy un romanticón, lo admito. Me encanta dar mimos. Frotar mi cabeza, mi cola y mis patas solo por el mero hecho de dar y obtener placer. Soy obediente. Cuando una gata me dice ven, lo dejo todo, pero en ese momento estaba bien jodido. Aquel gato grandullón pedía venganza y reclamaba lo que era suyo.

No se me pasó por la cabeza huir. No podía dejar a aquella gatita indefensa ante tal bárbaro de garras afiladas y malas intenciones. Hinché mi cola y el resto de mi cuerpo para aparentar ser más grande pero, aún así, él abultaba más.

Atacó primero dándome un zarpazo en el hocico. Fue tan fuerte que gran parte de mis dientes salieron disparados de mi boca. Sus uñas se clavaban en mi piel e intentaba zafarme de ellas. Era muy fuerte y pesado, pero contraataqué.

Dirigí mis zarpas afiladas hacia sus ojos para inutilizarlos, logrando así zafarme de él, pero me había dejado destrozado. El cansancio del momento y los golpes me hicieron perder la noción del tiempo y el sentido. Mis ojos se fundieron en la niebla oscura del desconocimiento.

Cuando me desperté apenas recordaba nada. Miré a mi alrededor y me encontré en una habitación de la cual no podía salir. Un dolor en la boca me tenía fuera de combate, había perdido todos los dientes y, para colmo, me habían privado de la lujosa libertad. Estaba solo y, por lo visto, debía acostumbrarme. No podía volver a ver a mis peludos amigos: dicen que padezco una enfermedad que puedo contagiarles. Yo no la he desarrollado pero, si sigo encerrado, moriré de tristeza y soledad.

Todavía me queda esperanza. Es lo último que se debe perder. Sueño en que una familia me acoja en el calor de su hogar, prometo dar mimos y ronroneos a cambio de abrazos y amor. Sé que no ha llegado mi momento y que no merezco estar encerrado, seré el gato que era: saltirón, guapete y, sobre todo, feliz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s