¡Proyecto animalista!

Este post va dirigido para informaros de un proyecto que me toca la fibra sensible. Es algo muy importante para mí y también para muchos otros amantes de los animales. Así que es importante la difusión, los peludetes y yo os estaremos eternamente agradecidos.

No sabéis lo que me gusta poder juntar dos de mis pasiones; los animales y la escritura. Es algo que me viene de nacimiento y, con los años, ha ido en aumento. Mi amor hacia los animales y la intolerancia hacia la crueldad animal no ha hecho más que crecer. Y es totalmente justificado. Día a día me encuentro con casos de animales maltratados, abandonados o que los van a sacrificar por el simple hecho de que no se adaptan a la familia de acogida. (Sí, acogida. No apoyo la compra de animales, en absoluto. Me parece algo cruel y ruin) 

Mi propósito en todo esto es el de encontrar una familia para todo aquel animal que lo necesite CON EXTREMA URGENCIA. Y todo esto será posible gracias a “Colonia de Gats Falguera” de Sant Feliu del Llobregat, un centro repleto de voluntarios que se dejan la piel cada día en ayudar a esos peluditos.

¿Y cómo se supone que voy a meter la escritura en todo esto?

screenshot20110531at7-05-29pm

Me he comprometido con la colonia a realizar un pequeño relato sobre cada gato que necesite una acogida urgente, además de adjuntar una ficha con foto del peludo protagonista.

¿Y por qué solo los casos más críticos?

Cuando alguien adopta un gatito quiere que sea un cachorro y que esté en perfecto estado de salud, pero por desgracia no siempre es así. La realidad en las protectoras de animales es que se encuentran con un gran número de animales mayores y con enfermedades provocadas por la falta de un hogar. Es importante ayudar a esos mayores y a los que tienen algún tipo de enfermedad a que pasen lo que les queda de vida con el cariño de una familia. El amor que te transmiten va a ser igual —o incluso más— que un cachorro. El animal sabe que está siendo ayudado, y te lo agradecerá con creces.   

IMG_20160718_225113Yo hace cuatro años adopté a Tyrael (el de abajo en la foto) en la colonia. Y es de las mejores cosas que he hecho. Un año después, en una de mis sesiones de running con Gaba, nos encontramos con Leah (la de arriba en la foto) por el bosque. Estaba completamente desnutrida y llena de parásitos, si no la ayudábamos moriría. Y ahora no concibo mis días sin mis felinos. El amor que compartimos es muy grande y precioso.

Y esta es mi manera de ayudar. Si pudiera, acogería a todos los gatitos que necesitan ayuda, pero mis gatos se han vuelto un poco territoriales con su hogar y no aceptan la entrada de otro peludo. Se han vuelto unos egoístas y no quieren compartir el amor de Gaba y el mío con uno más. Por eso, con algo de creatividad y colaboración —se aceptan voluntarios para crear relatos de los animales necesitados— podemos hacer algo grande.

Con el tiempo, si llegamos a tener muchos relatos, se podrían juntar todos esos relatos en un eBook y un libro físico. Todos los beneficios serían entregados a la “Colonia de Gats Falguera”, que es la entidad de donde vendrán sus protagonistas.

¿Qué te parece? ¿Te apuntas?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s